Categories
Clásicos

El Magnífico Bugatti SC Atlantic de 1938 está en Paris

Estrenaremos este Blog con una esta nota referente a la aparición de los vehículos de la colección de Ralph Lauren en el Museo de Artes Decorativas en Paris inaugurada el pasado 28 de abril.

Este pasado 28 de abril en el Musée des Arts Décoratifs de Paris se abrió al público la posibilidad de disfrutar de la colección privada de autos que posee la famosa firma de diseño Ralph Lauren. Entre los vehículos más destacados podemos encontrar este precioso Bugatti Tipo 57SC Atlantic Coupe de 1938, que además es la inspiración de esta pequeña reseña.

Del Bugatti Atlantic de este año solo quedan 4 ejemplares en el mundo en buen estado, nació en plena depresión económica mundial, a manos el diseñador Jean Bugatti (el hijo de Ettore, el fundador), quien creo lo que para muchos es el auto más bello fabricado por el hombre, y no dejan la razón de lado, pues fue la sensación al mostrar la cara por primera vez en el salón de Paris, y desde allí no deja de causar suspiros en quienes tienen la oportunidad de conocerlo.

Lineas exquisitas, increíbles detalles, aerodinámica parecida salida de otro mundo, hace que este modelo sea de mis favoritos. Y no todo es diseño, pues bajo la bella carrocería existe poder para dar envidia, pues su motor de 3257 cc con sus 8 cilindros en línea son capaces de ofrecer 200 caballos de fuerza a 5500rpm, administrados por una transmisión manual de 4 velocidades, nada mal incluso para autos construidos hoy en día después de 73 años de desarrollo tecnológico.

 

Lamentablemente solo fueron construidas muy pocas unidades entre todas las series (57 C, el 57 S, y el spectacular 57 SC Atlantic) no superando las 40 unidades en total,  y aunque quisiéramos que la familia fuese mas grande, esta baja producción  fue aprovechada por Jean para jugar con la desesperación de los compradores y asi lograr establecer exorbitantes precios, y con ello logro salvar la compañía, pero no todo fue color de rosas, el éxito fue tan grande que dicen que la envidia del padre fue tanta que impulso a romper toda relación afectiva entre ellos.

Sea cierto o no, la verdad es que en 1938 nació un SuperAuto.

El Fantástico Bugatti 57 SC Atlantic